Digitoanálisis

Antonio Cerdá y Julià Maristany

Antoni Cerdá Barberá

antonioAntonio Cerdá Barberá creador del Digitoanálisis en colaboración con Julià Maristany del Rayo SJ, durante 35 años de investigación sobre la conducta humana a través de las huellas dactilares y palmares. El conjunto de estos estudios lo registran con el nombre de Digitoanálisis.

Antonio Cerdá Barberá, nacio en Barcelona (1939) y realizo estudios de Economía, Óptica y Psicología. Hizo trabajos sociales en la Cooperativa de Consumo y Crédito de Tocopilla y Calama (Chile). Más tarde colaborará en la Institución de Psicología y Organización, S.A. (IPSO), de Barcelona y, seguidamente, en la selección de personal de la empresa INDO, como Director Comercial Adjunto. Facilita en la sección deportiva de ANEIM ate S.L. de Vitoria-Gasteiz, la selección, detectando el talento deportivo. En la actualidad preside la Asociación del Digitoanálisis ASSDIAC de Barcelona.

Julià Maristany del Rayo SJ, Coautor.

juliaNacido en Barcelona (1933); es jesuita. Tesis de maestría en filosofía sobre la neurosis de Freud, Adler y Jung. El interés por E. Kretschmer y WH Sheldon (relación soma y psique). Profesor en el Colegio de los Jesuitas de Monte Sión Palma de Mallorca.

Posiciones pastorales de la Arquidiócesis Católica Romana de Barcelona. Destaca la docencia en Menéndez y Pelayo Instituto de Educación de Barcelona. Diez años como determinantes de Sant Cristòfor Rector de marzo Premià. Ocho meses inolvidables en Ceará y Río Grande do Sul (Brasil). En 1988 conoce a Antonio Cerdá y rápidamente se convierte en discípulo y coautor. Desde 1991 ejerce su ministerio en la residencia de jesuitas de Roger de Llúria -acolhida y seguimiento de nuevos y atípicos temas humanos y religiosos-. Más tarde se traslada al Centro Borja (Jesuitas) Sant Cugat del Vallès (Barcelona). Apasionado por la arquitectura, la arqueología y el arte en general, que han polarizado sus viajes.

En la investigación hallaron datos Bio-Psicológicos de los diversos diseños papilares y palmares. Las huellas dactilares manifiestan la personalidad: Yo Tengo, y las huellas palmares manifiestan la identidad: Yo soy. El conjunto manifiestan el cuadro genético del portador, registrando además, datos ambientales e historia personal.