Digitoanálisis

Las huellas dactilares revelan hábitos de la persona

Unos científicos han mostrado que una nueva técnica forense para analizar huellas dactilares puede ser usada para revelar características del estilo de vida del individuo.

Informaciones concretas tales como si una persona fuma o consume drogas pueden ser de vital importancia en investigaciones policiales, permitiendo a los detectives descartar sospechosos y estrechar el cerco alrededor del verdadero culpable.

La técnica puede ser particularmente útil cuando no se pueden encontrar las informaciones requeridas en las bases de datos nacionales usuales. Asimismo, se espera que el método pueda ser usado para examinar el dopaje en atletas y ayudar a diagnosticar enfermedades.

El equipo de expertos forenses, de la Universidad de East Anglia y el King’s College de Londres, ha demostrado que a partir de drogas o de productos de descomposición de las mismas, conocidos como metabolitos, presentes en cantidades ínfimas en el sudor depositado en una huella dactilar, es posible obtener datos químicos capaces de revelar información sobre el estilo de vida de un individuo.

Los investigadores han utilizado ya la técnica para detectar cotinina, un producto químico producido por el cuerpo mientras descompone la nicotina.

La habilidad de detectar un delito como los relacionados con drogas, a través de la detección de éstas en una huella dactilar, al mismo tiempo que se identifica a la persona implicada, tiene un enorme potencial en la ciencia forense. Los investigadores están tratando de producir una solución que pueda detectar una amplia gama de substancias y producir un color diferente para cada una, de modo que resulte fácil y rápido analizar una huella dactilar para obtener un perfil del estilo de vida de la persona.

Con el fin de probar la técnica de análisis, los científicos diseñaron un sistema para detectar cotinina en las huellas dactilares de personas que fuman. Una solución que contiene nanopartículas de oro, a la cual se añaden anticuerpos que se pegan a la cotinina, se agrega a las huellas dactilares. Un segundo anticuerpo, marcado con un tinte fluorescente, es entonces aplicado, y se une a los anticuerpos de la cotinina en la superficie de las nanopartículas. El método ha demostrado ser capaz de revelar si una huella pertenece o no a un fumador.

Fuente: amazings.com

18/03/2015